Inicio/Servicios/Estrategia digital/Business intelligence

Business intelligence

Nuestro amplio conocimiento y experiencia en Business Intelligence, nos permite ejecutar las mejores estrategias para transformar información en conocimiento.

Al ser un concepto muy complejo que tiene como objetivo convertir datos en estadísticas simplificadas, será necesario las siguientes fases:

  • Colección de datos.
  • Análisis.
  • Estadísticas.
  • Decisiones.

En plena era digital, tomar decisiones bien informadas es uno de los principales factores de diferenciación de las empresas. Se trata de algo tan sencillo y a la vez tan complejo como el uso datos e información del que disponen y de cómo la procesan para poder tomar decisiones correctas.

Dotamos de la inteligencia empresarial a cualquier negocio, y apoyamos en complejidad de recopilar los datos para procesarlos, analizarlos y presentarlos de forma que cualquiera los pueda entender.

Las cuatro grandes ventajas que ofrece el uso de herramientas de inteligencia de mercado son:

  1. La capacidad de analizar de forma combinada información interna y externa procedente de distintas fuentes y sistemas.
  2. Una mayor profundidad de análisis y una capacidad ampliada de reporting.
  3. La posibilidad de remontar ese análisis atrás en el tiempo en base a series históricas.
  4. La capacidad de realizar proyecciones y pronósticos de futuro en base a toda esa información.

Y para la monitorización de esta información trabajamos con diferentes soluciones:

  • Herramientas para la gestión de datos. Permiten desde la depuración y estandarización de datos de procedencia diversa hasta su extracción, transformación y traslado a un determinado sistema.
  • Las aplicaciones para descubrir nuevos datos. Permiten recopilar y evaluar nueva información (data mining o minería de datos), y aplicar sobre esa información nueva o sobre la ya disponible técnicas de análisis predictivo para realizar proyecciones de futuro.
  • Herramientas de reporting. Una vez recopilada y tratada toda esa información preexistente o nueva, ayudan a las empresas a visualizarla de manera gráfica e intuitiva.

También sirven para integrarla en cuadros de mando que midan si se cumplen o no determinados KPIs, o pueden incluso generar todo tipo de informes de reporting.

Se solía decir que la información es poder. Pero ahora el poder es entenderla. Por eso cualquier empresa hoy en día debería plantearse seriamente el uso de herramientas de análisis de datos para extraer todo el conocimiento posible de su organización. Solo así podrá mantenerse competitiva en el mercado.